Destapan cloaca, alcalde suplente de Ixtenco viola derechos de policías, acusan

Rubén Hernández

Un grupo de policías municipales de Ixtenco, denunciaron irregularidades como acoso laboral, retención de salario, persecución, negativa a atención médica a efectivos lesionados en pasada riña, entre otras acusaciones directas en contra del primer regidor con funciones de presidente Giovanni Aguilar Solís, además de otras declaraciones falsas que ha vertido públicamente.

En rueda de prensa los efectivos municipales, desmintieron al presidente interino quien aseguró sobre la desaparición de dos unidades de esta Dirección de Seguridad municipal, misma que evidenciaron los policías se encuentran en resguardo de la Delegación de seguridad de Huamantla y el alcalde suplente distorsiona la información para afectar a los servidores públicos.

Asimismo expusieron, que los 34 elementos de esta corporación muncipal no han renunciado como Giovanni Aguilar Solís argumenta y por tanto exhibieron, que no los deja hacer su trabajo.

Por el contrario, el alcalde suplente aseguraron contrató a personas del grupo de choque de la síndico suspendida que actuaron en la gresca contra la alcaldía el pasado 14 de marzo, quienes ahora fungen como elementos de la Dirección de Seguridad municipal.

Razón por la que señalaron, se han incrementado los robos en el municipio de Ixtenco y que aunado a ello, el regidor con funciones de alcalde mantiene a personal que vigila constantemente a los efectivos y al resto del personal administrativo.

De ahí que evidenciaron, que el nuevo grupo de vigilancia del presidente municipal Giovanni Aguilar, ha llevado a cabo labores de acoso al personal, grabándolos con cámara o llevando a cabo acciones de persecución.

Asimismo agregaron, que luego de los hechos violentos que se suscitaron en el municipio, los policías intentaron llevar a cabo los patrullajes de manera normal sin embargo fueron retenidos por el regidor de Seguridad Pública y el ahora presidente en funciones Giovanni Aguilar, quienes amenazaron a estos efectivos de lincharlos y acusarlos de usurpación de funciones, pese a que cuentan con acreditación de formar parte de esta Dirección municipal de seguridad.

Asimismo, aseguraron que ninguno de los 34 policías incluyendo al Director y al enlace que conforman el cuerpo de seguridad de Ixtenco ha presentado su renuncia como aseguró el presidente interino a un medio de comunicación, por lo que además ya han girado oficios al presidente municipal para tener una audiencia y respuesta sobre su situación laboral, pese a ello no han sido atendidos por él.

Además señalaron, que alrededor de 8 compañeros policías no han recibido sus salarios por la última quincena del 30 de abril, lo que preocupa a los efectivos toda vez que existe retención de salarios y acoso laboral, por parte de Aguilar Solís.

De ahí que preocupa la situación, de que el resto de los efectivos se vean afectados por saber si está situación se extenderá a más personas en esta primera quincena de mayo.

Pese a ello, mantienen los controles de entrada y salida de sus días laborales que llevan desde el pasado 14 de marzo, mismos que fueron mostrados a los medios de comunicación y que dijeron, respalda que han trabajado en su mayoría, excepto por los policías que se encuentran aún delicados de salud, luego de la gresca en este municipio.

“Tenemos los pases de lista diarios del personal que está activo, todos tenemos nombramientos vigentes, credencial oficial y fungimos como servidores públicos hasta el momento, porque no se nos ha notificado nada oficial que por derecho no correspondería, pero no hay atención por parte ninguna autoridad de su cabildo, las patrullas están en Huamantla y solicitamos que nos atienda con base en el artículo octavo constitucional que tenemos como mexicanos”, expresaron.

En tanto señalaron, que a pesar de la situación el alcalde interino no les ha brindado el apoyo médico o financiero para cubrir sus gastos, toda vez que los golpes han propiciado que tengan que llevar tratamientos y terapias para poder recuperar su estado de salud y que a pesar de ello son personal de esta Dirección de seguridad municipal y ya laboran de manera normal en este ayuntamiento, a pesar de su delicada situación.

Además añadieron, que cuatro elementos necesitan atención médica por el conflicto suscitado el 14 de marzo pasado, uno de ellos está perdiendo el oído y la vista y los afectados están sufragando sus gastos de manera personal, sin apoyo de esta administración municipal interina.

“El presidente suplente es una persona prepotente, no quiere recibir oficios, no nos da derecho de audiencia después del 17 de abril nos negaron la atención, no nos quieren recibir los oficios, ya se siguieron los canales correspondientes ante la Secretaría de Gobierno, pero no se ha visto respuesta, el compañero Luis Miguel Hernández Tinajero está en una situación más grave, las diferentes instancias de gobierno no han tenido acercamiento con nosotros, el propio regidor ha declarado que se respetarían las garantías de los empleados, pero no es así”, sostuvieron.

Los afectados, pidieron al presidente en funciones Giovanni Aguilar cumpla con la estabilidad laboral para todos los empleados incluidos el cuerpo de policías, además de aclarar cuál será la situación laboral y dejar de violar sus derechos laborales, por ello estarán a la espera de una respuesta y de no ser así, aseguraron agotarán los recursos legales posibles.

En tanto, la seguridad del municipio está a cargo de la policía estatal “tenemos colaboración estrecha en coordinación, monitoreo y atención, tiene una base allá y el delegado gira las instrucciones de seguridad, nosotros somos el enlace por el conocimiento de la demarcación”, aseguraron.

Finalmente indicaron, que con esta situación se ha incrementado la inseguridad en el municipio, el robo de vehículos, a casa habitación, incluso el vandalismo de pandillas y grupos subversivos que han surgido.

Deja un comentario