Mujeres con voz

Las mujeres que hablan por sí mismas y por quienes representan son la fuerza más poderosa que tenemos para cambiar el mundo (Melinda Gates)  Melinda Gates  es una filántropa reconocida en todo el mundo por sus obras en
pro de los niños y las mujeres en los países más subdesarrollados, pretende cumplir desde la filantropía que el resto de mujeres tengan voz.

No puede sorprendernos que esta extraordinaria mujer hable en nombre de todas las mujeres y les de voz con afirmaciones como “una mujer con una voz es, por definición, una mujer fuerte. Pero la búsqueda para encontrar esa voz puede ser notablemente difícil. Cuánta lucha, sacrificio, esfuerzos sin reconocimiento a lo largo de siglos han sido necesarios para que hoy en día la mujer por fin sea escuchada. Asimismo, tiene un largo camino por recorrer en materias como igualdad de salario, porcentaje de participación en puestos de alta dirección respecto a los hombres, etc.

Por ello hagamos este ejercicio para darle voz a las mujeres que ni han escrito la historia (fue escrita por hombres) y lamentablemente tampoco han tenido hasta décadas recientes directa participación en el destino del mundo, porque siempre han sido los hombres los que provocaban que los hechos históricos ocurran, especialmente las guerras y todo tipo de conflictos.

Melinda Gates dando voz a esos millones de seres en todo el planeta que necesitan ayuda, dice que “la filantropía no se trata sólo de dinero, sino de la utilización de cualquier recurso que se tenga entre manos y aplicarlos debidamente para mejorar el mundo”. Ella es perfectamente consciente del efecto multiplicador cuando en el tercer mundo se apoya y ayuda a la mujer, porque es el camino a que esas comunidades inicien un crecimiento y desarrollo sostenible,
además enmarca la fuerza más poderosa que una mujer determinada a levantarse cuando se ha caído…cuando las cosas salieron mal, cuando en una familia tiene que hacer al mismo tiempo las labores de padre y madre. Una mujer
nunca antepondrá el egoísmo personal ni profesional como suelen hacerlo los hombres.

Lo que Melinda Gates refería como mujer fuerte, porque podía hablar en nombre de su comunidad y de miles o millones de personas hombres y mujeres (no es excluyente con los hombres), tiene a su vez un alcance mayor en cuanto al atributo fortaleza. ¿Por qué? Porque la fuerza que emana de la mujer se canaliza de infinidad de maneras: cuando ama, en los momentos que perdona, cuando tiene que seguir adelante no mirando atrás por el bien de sus hijos….cuando lo intenta una y otra vez perseverando con la misma fuerza y motivación que tenía en el pasado. Y desde la fortaleza la mujer es la que también repara cuando el daño ya fue hecho. Porque al final siempre debe sonreír por el bien de sus hijos…

Deja un comentario